viernes, 29 de marzo de 2013

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre




DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 432 págs.
  • Editoral: PLANETA
  • Lengua: ESPAÑOL
  • ISBN: 9788408105473

SINOPSIS

Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa. Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él. Pídeme lo que quieras, ahora y siempre es una intensa historia de amor, plagada de fantasías sexuales, morbo y erotismo, en la que los protagonistas hablan cara a cara con la pasión.
Mi opinión
Sentimientos contradictorios invaden mi mente con respecto a la novela, y no se como enfocar la crítica. Entendedme!, generalmente  me suelo identificar con la protagonista de las historias que leo, pero esta vez no me ha resultado fácil, al menos en algunas ocasiones; Y la culpa no es de la autora, que sabe escribir de maravilla, si no de mi arcaica moralina. Parto de la base que no me gusta que nadie juegue con lo MÍO. Llamadme egoísta, pero no soportaría que otr@s jugaran con mi hombre. Los celos harían de mi una loca homicida!!!, y en cuanto a que fueran otr@s los que jugaran conmigo, creo que tampoco me atrevería, pero claro, yo no tengo esos dilemas, pues ni yo soy Jud, ni mi chico es Eric (Esto una pena, la verdad).
Pero dejando de lado mis decimonónicas costumbres he de decir que he disfrutado enormemente de su lectura. Ha habido momentos realmente asombrosos que han echo que eleve mis cejas a la altura de las de Carlos Sobera. Momentos excitantes, tiernos, divertidos, dramáticos...Desde luego, en ningún momento me he aburrido. Aunque hay algo que me ha chocado. Cómo una pareja tan abierta a todo tipo de sensaciones puede a la vez ser tan celosa?. Eric es un tío dominante y sin embargo él mismo ofrece encantado a su chica para el deleite del personal, y sin embargo, una vez sale de la habitación de juegos se vuelve el tipo más posesivo del mundo. Esto también va para Jud, a la que no le importa recurrir a la violencia para dejar claro que ella es la dueña y señora del terco alemán.
Puntualizo algo que me ha rechinado. Volvemos a mi "cavernícola" forma de pensar. Hay momentos en los que Jud parece no estar satisfecha con Eric. Necesita casi de manera enfermiza el ser poseída por otros. Incluso el propio teutón dice algo al respecto. Es cierto que lo hace en un tono guasón, pero la duda ya está ahí!.
De todas formas no todo es sexo en el libro.Hay momentos familiares muy emotivos, y el sobrino de Eric, Flyn, protagoniza varios episodios en los que Jud tiene que sacar toda su paciencia y habilidades sociales para lidiar con él. Cosa que no siempre es fácil!.
Mi conclusión final es que tenéis que leer el libro para enteraros de todo lo que pasa entre esta pareja, y quién sabe, quizá para copiar algunas ideas...Es posible que al final salga de mi jaula costumbrista y acepte nuevos "juegos" en mi vida.
Llegados a este punto, es mi chico el que levanta la ceja y sonríe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada